by lluis lluis No hay comentarios

El Grupo cerdañolense impulsará cambios en algunas estaciones de servicio para adaptarse a las nuevas necesidades del mercado.

La revolución del coche eléctrico no es ninguna novedad en el mercado de la distribución de energía pero este 2.020 comienza con muchas novedades que seguro que irán cambiando el presente de muchas estaciones de servicio.

Este año puede marcar un punto de inflexión. Aunque los coches de combustión seguirán siendo los más vendidos, poco a poco seguirán cediendo terreno a los vehículos eléctricos. Durante el 2020 irán apareciendo nuevos modelos y las nuevas normativas de emisiones seguirán jugando un papel decisivo para esta revolución que quiere asentarse durante la primera mitad de la década que empezamos.

Las normativas para reducir las emisiones contaminantes y las restricciones de tráfico van sucediéndose en diferentes poblaciones del territorio, y mientras, según informó el diario El País, los límites de emisiones permitidos para los fabricantes de coches se ha endurecido hasta llegar a un máximo de 95 g / km de CO2, lo que irá castigando, económicamente, a quienes decidan comprar coches movidos por combustión fósil, en vez de eléctricos.

«Nos estamos preparando para esta revolución, próximamente inauguraremos cargadores eléctricos a dos de nuestras estaciones de servicio Nuroil», avanza José Sabater, gerente del Grupo Sabater Nuri, mientras asegura que todavía hay mucha incertidumbre en el sector.

«Creo que las asignaturas pendientes para esta revolución eléctrica pasan por la reducción de los tiempos de carga, la regulación del sector y la competencia desleal que pueden hacer algunas administraciones para potenciar el coche eléctrico», expone Sabater, antes de explicar que » sabemos que nos tenemos que adaptar a las nuevas necesidades del mercado y no nos da miedo, nosotros ya hemos pasado de la leña al carbón, el gasóleo, la gasolina y ahora lo haremos a la electricidad «.

Son tiempos de cambios, pero la evolución de ventas del coche eléctrico frente a los de combustión no revertirá hasta que el coche eléctrico sea más económico que los normales, lo que según la Asociación de Fabricantes y Distribuidores (AECOC) no será hasta el 2,022.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *