lluis No hay comentarios

Captura de pantalla 2016-05-17 a les 19.31.02

Esta joven de 27 años cada vez tiene más responsabilidades en la estación de servicio de Santa Ana y sólo hace tres años que trabaja en el Grupo Sabater Nuri.

Cerdanyola del Vallès – Marta Campomanes es una chica de Barberá del Vallès que desde los 16 años trabaja para hacer realidad sus sueños y proyectos personales. Ha trabajado de teleoperadora en una gran empresa catalana, ha sido responsable de un bar de barrio y actualmente, desde hace tres años, trabaja como cajera en la estación de Santa Ana, del Grupo Sabater Nuri.

“Yo nunca he estado en el paro” aseguraba Marta Campomanes cuando explicaba que actualmente hay muchos jóvenes en paro que a menudo no tienen ganas de sacrificarse para llevar un sueldo a casa. Marta explica que “yo trabajo muchos fines de semana y hago jornadas de trabajo bastante duras, pero vale la pena porque me he podido emancipar y tengo un futuro que depende de mí”, decía Marta.

Marta nunca ha estado parada porque se ha movido y ha tenido suerte. Ella forma parte de una generación castigada por la falta de trabajo. El paro juvenil en España es uno de los más elevados de Europa, el 63% para los jóvenes de entre 16 y 19 años y el 42% para los jóvenes de entre 20 y 24 años, pero las ganas de trabajar y la actitud de Marta siempre le han ayudado a encajar en los diferentes proyectos empresariales donde se ha presentado.

Hace tres años Marta trabajaba como responsable de un bar pero se sentía estancada y se aburría. Encontró una oferta de trabajo en Infojobs para cubrir una baja en el Grupo Sabater Nuri. Se presentó, la entrevistaron y semanas más tarde se incorporaba a la empresa vallesana. Marta tuvo unos meses para demostrar que valía, que se implicaba con el proyecto, que era responsable y trabajadora, y al volver la persona que estaba de baja consiguió hacerse un lugar en la empresa. La contrataron.

Dice Marta que lo que más le gusta de su trabajo es que “cada día es diferente, abro la estación, recibo a los repartidores de los productos del supermercado, atiendo a los clientes, abro los surtidores de gasolina … entre muchas otras tareas que se deben realizar durante el día a día “, dice la trabajadora.

Marta anima a todos los jóvenes a tener iniciativa y ganas de trabajar. “Si se mueven y salen a buscarse la vida encontrarán trabajo”, como ella, que ha conseguido un buen trabajo en una empresa que “me escucha y me hace sentir valorada, los responsables del Grupo Sabater Nuri siempre me escuchan y si cumples con tus tareas confían y cada día te dan más responsabilidades”. Marta ha arraigado en la empresa y en la ciudad, desde que trabaja en el Grupo Sabater Nuri se ha trasladado a vivir a Cerdanyola del Vallès para estar cerca del lugar de trabajo.

Esta es una pequeña historia sencilla, cercana y real, como los valores que quiere transmitir el Grupo Sabater Nuri con todos sus trabajadores y los servicios que ofrece a sus clientes.