by lluis lluis

Las dos entidades trabajan juntas para evitar que se desperdicie o se tiren alimentos de los supermercados, cafetería y restaurante de las estaciones de servicio Nuroil.

Este mes se ha firmado una colaboración entre el Grupo Sabater Nuri y la plataforma Too Good to Go para reducir el desperdicio de alimentos en los supermercados, cafetería y restaurante que el Grupo Sabater Nuri regenta en algunas de sus estaciones Nuroil .

Jorge Garcia, responsable de RRHH del Grupo Sabater Nuri, expresaba la necesidad de reducir el volumen de alimentos que se tiran en los establecimientos del grupo. «Queremos ofrecer a los usuarios de la plataforma Too Good to Go diferentes packs de comida a un tercio de su valor real de venta, de esta manera los usuarios pueden comprar a precios muy bajos y nosotros evitamos tirar productos que aún se pueden aprovechar».

El Grupo Sabater Nuri ya ofrece estos packs de alimentos a precios reducidos durante diferentes días de la semana. Concretamente, se ha iniciado la colaboración ofreciendo diferentes tipos de packs de alimentos, valorados en 9 € pero a la venta desde la plataforma online Too Good to Go por 2,99 €. «Empezamos con dos packs de alimentos durante dos días pero si vemos que tiene una buena recibida iremos ampliando nuestra presencia durante más días de la semana», asegura Jorge Garcia mientras aprovecha para recordar que en la web y la APP de Too Goog to Go se detalla toda la información sobre esta iniciativa social.
  
Según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) del gobierno de España, los hogares tirar a la basura, durante el año 2018, un total de 1.339 millones de kilogramos / litros de comida y bebida. Por su parte, la ONU ya ha adoptado los Objetivos de Desarrollo Sostenible y pretende que antes de llegar a 2030 España haya conseguido reducir el desperdicio de alimentos a la mitad.

Este es uno de los hechos que ha ayudado al Grupo Sabater Nuri a tomar conciencia y empezar a trabajar con el fin de aprovechar al máximo todos los productos de alimentación que se ofrecen desde los supermercados, cafetería y restaurante. «Sabemos que solos no podemos cambiar el mundo, pero con nuestro granito de arena evitamos tirar alimentos que todavía se pueden consumir y de esta manera ayudamos a conservar el planeta», concluye García.